GUIONISTAS FOR PRESIDENTS

OBRAS COMPLETAS POR CLARA BAJOBOSQUE

Mi devoción por la serie de Netflix House of Cards roza la enfermedad mental. Las hay mejores y peores, pero en la vida de Claire y Frank Underwood, los nuevos Lord y Lady Macbeth, se encuentra lo mejor y lo peor reunido. Creo que en todo el equipo que hace posible la serie hay siempre, por lo menos, una persona en estado de gracia (generalmente actor o guionista). Hay que emplear por eso parámetros de genialidad (desconocidos por mí) para juzgar su calidad, no caben bueno-regular-malo.

Tan es así que algunos hemos llegado a utilizar la serie para ver a través de ella los acontecimientos y las noticias, y hasta aspiramos a introducir en nuestro comportamiento sus códigos de conducta. Todo esto viene al hilo de la información del HuffPost sobre el recadito que el perfil oficial de House of Cards en Twitter ha enviado al primer ministro de Francia, Manuel Vals, por su treta para aprobar un proyecto de ley de reforma laboral saltándose la votación en la Asamblea Nacional.

“La democracia está muy sobrevalorada”, tuitea Francis Underwood a Manuel Valls. Ya está, estamos ante un alarde de economía de medios para decirlo todo diciendo tan poco. El guionista que hace hablar al ficticio presidente de los EE.UU (que ha llegado allí sin ser sometido a votación) resume en una frase lo que significa la artimaña de Valls, cómo se usa el poder por los políticos, independientemente de su ideología, con-to-tal-fal-ta-de-in-de-pen-den-cia (no hablemos, a estas alturas de lo que sabemos de democracia, de honradez, honestidad, incorruptibilidad, altruismo, verdadero sentido del deber hacia los ciudadanos, eso era El ala oeste de la Casablanca, hoy superada).

No voy a ser tan gilipollas para proponer a guionistas en las listas electorales, que eso es imposible lo veo hasta yo. Pero sí pienso que si los políticos fuesen hechos hablar por guionistas, viviríamos en un mundo mejor. Seguro que igual de corrupto y cínico, pero, por lo menos, los medios de comunicación se podrían leer gracias a discursos declaraciones y ruedas de prensa ideados por personas independientes, inteligentes, con un ácido sentido del humor (más allá del caca, pedo, culo, pis, jajaja) y que encima escriben bien y son los mejores en perfilar personajes y crear tramas absorbentes.

Hasta aquí lo que diría Clara Bajobosque.

Lo que diría la señora Underwood en su perfecto americano es que os dejaseis de tonterías y siguieseis la cuenta de Twitter de House of Cards.